Richard y yo nos casamos en junio de 2018, queríamos una boda pequeña y sencilla y como somos muy impacientes solo teníamos 6 meses para organizarla. Suena a locura, porque encima vivimos en Londres, pero en Lalanne todo es posible. Cuando fuimos a ver la bodega por primera vez, nada mas aparcar y conocer a Leo supimos que era nuestro sitio. Leo hace que todo sea fácil y sencillo y te da la confianza de que todo va a salir bien. Cuando nos fuimos Richard me dijo, Leo sabe lo que hace, es toda una profesional. Gracias a los consejos de Leo, todo fue perfecto. Nos casamos dentro de la bodega para evitar pasar demasiado calor, el aperitivo y el baile en el patio fue mi parte preferida, ese patio tiene magia y es perfecto en las noches de verano. La boda fue inmejorable, mejor aun de lo que nos hubiéramos imaginado. Leo está ahí en todo momento ayudando y organizando para que nosotros no tuviéramos que preocuparnos de nada. Si nos casáramos otra vez, sin duda, sería en Bodegas Lalanne. Mil gracias por hacer nuestro día todavía mas especial y por ayudarnos con la organización.  R&R

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *