Cuando piensas que tu hijo o hija va a hacer la comunión, lo primero que sientes es que te parece mentira que ya te llegue la hora a ti. Comienzas a hablar del tema con las mamás de los demás niños y hay una idea, demasiado generalizada para mi gusto, que es: ¡¡Qué rollo!!, el traje del niño y si es el vestido  de la niña ni te cuento, el tuyo, las fotos, los detalles ,el restaurante,  el menú, etc , etc, etc.

Con demasiada frecuencia nos olvidamos de  que hay cosas y acontecimientos en la vida que te llegan y no los puedes elegir, algunos buenos y otros no tanto. Hay experiencias personales que te abren los ojos frente a la rutina, las normas y la maldita  costumbre de convertir algo bonito y VOLUNTARIO en otra obligación más sin pararnos a pensar que hacemos esto porque QUEREMOS HACERLO. Entonces por qué no disfrutarlo!!.

En mi caso así fue. Cuando empezamos a preparar la comunión de Julia, tanto mi marido como yo, teníamos claro que era algo que nos apetecía hacer y queríamos algo especial. Lugares hay muchos para celebrar estos acontecimientos pero con un valor añadido y ese toque especial no tantos.

Nosotros sabíamos perfectamente lo que NO queríamos pero nos faltaba encontrar lo que buscábamos. Nos comentaron que había unas bodegas que estaban muy bien, que el sitio era muy bonito, etc. Concertamos una cita con Leonor para verlas y no hizo falta nada más: ¡¡¡ ERA EL SITIO PERFECTO!!!. El entorno es espectacular, la organización inmejorable, la atención totalmente personalizada, pero lo que más me gustó a mi fue el cariño que pusieron en hacer de la comunión de nuestra hija algo particular.

Cada vez que pienso tanto en los preparativos , como en el día de la comunión en sí,  creo que tengo la gran satisfacción que te queda de haber acertado en tu elección y haber podido llevar a cabo, con ayuda de unos grandes profesionales,  lo que realmente quería hacer.

Desde aquí quiero agradecer a Leonor y a todo el personal de las bodegas Lalanne el cariño y el buen hacer para , en definitiva, ayudarnos a pasar un día perfecto. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *