Cuando nuestro hijo Andrés tenía tres años conocimos las Bodegas Lalanne,un frío día de noviembre, fuimos invitados a un bautizo y así fue nuestra primera toma de contacto, deciros ¡que nos encanto la bodega!, con mi marido Sergio, pensamos, aquí celebraremos el día de su Primera Comunión.
Pasaron cinco años y llego el momento de preparar ese día tan especial, como no dudábamos contactamos con la bodega, nos recibió Leonor, ella nos abrió  las puertas de su bodega y de su corazón.
Queremos agradecer a la gran Bodega Lalanne y a la gran familia que la forma, y en particular a ti Leonor, por tu cariño, por tu ternura, por tu comprensión, por tu profesionalidad, por… en definitiva hacer que ese cuatro de Mayo del 2014, fuera un día inolvidable para nosotros y nuestra familia y que se haya gravado con tanta fuerza en nuestros corazones como la vid a la tierra, de este Somontano que tanto amamos.
Gracias también al Grupo Mas Farré por hacernos  participes de vuestra alta cocina, gracias José, formais un equipo humano excepcional.
Gracias Floristería Castillon,   por iluminar los ojos de mi hijo al ver vuestros centros de peces.
Gracias Dulzisimo, por hacer tan dulce este momento.
Gracias Ismael Civi-Civiac por hacer realidad el sueño e ilusión de nuestro peque.
Gracias Sonido 54,  por hacer que la electrónica también estuviera presente ese día.

Por último,solo deciros a todo aquel que lea este comentario, que las Bodegas Grand Lalanne, hacen honor a su nombre son GRANDES, tanto humanamente como profesionalmente.
Mil gracias de nuevo y deseamos visitaros muchas más veces.
Con mucho cariño: Ana Arnal Torres (mami de Andrés).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *