Ya ha pasado más de un año desde nuestra boda, pero la recordamos como si fuera ayer, porque fue un día INOLVIDABLE.

Recordamos con mucha ilusión el primer día que visitamos la Bodega Lalanne, nada más entrar, el patio nos cautivó, seguimos con la visita por las bodegas y en ese mismo instante supimos que era el sitio ideal para celebrar nuestra boda, ese ambiente elegante, romántico y acogedor era la esencia que buscábamos para el día de nuestra boda.

Además contábamos con la experiencia de Leonor y toda la familia Lalanne, nos transmitieron tranquilidad, y  seguridad,  ellas se  iban a encargar de cuidar todos esos detalles que hicieron que disfrutáramos de nuestro día sin preocupación alguna y que todo saliera PERFECTO.

Por eso cuando pensamos en Bodegas Lalanne nos vienen recuerdos preciosos.

Fotos Salas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *